Placas solares

Con un panorama energético internacional altamente inestable tras el comienzo de la Guerra de Ucrania y unos costes de la energía que no han dejado de aumentar en los últimos meses, hacer frente a las facturas del día a día puede convertirse en todo un reto para muchos hogares y negocios. No es de extrañar que, en este contexto, sean cada vez más los usuarios en nuestro país que deciden dar un cambio de rumbo a su consumo y buscar otros modelos de energía más sostenibles y ahorrativos

Soluciones basadas en la utilización de fuentes renovables y en la eficiencia energética, que no solo son clave para avanzar con paso firme hacia la transición energética y la lucha contra el cambio climático, sino que también pueden llegar a resultar muy  rentables para el bolsillo.

Invertir en soluciones energéticas renovables es ahora más accesible gracias a las ayudas gubernamentales disponibles en la actualidad.

Subvenciones para la transición energética

Renovar el aislamiento de una vivienda, instalar en la oficina o en el hogar un sistema de autoconsumo con energía solar o cambiar la flota de coches de una empresa por vehículos eléctricos, son actividades que, aunque con el paso del tiempo pueden conllevar importantes beneficios económicos, tienen aparejadas ciertos costes iniciales de instalación, obra o adquisición a los que hay que hacer frente.  

Para facilitar la realización de este tipo de proyectos renovables y que estos costes preliminares no se conviertan en una traba, el Gobierno ha puesto a disposición de los ciudadanos una serie de ayudas y subvenciones para dar impulso a la transición energética en nuestro país. Financiadas por los fondos NextGenerationEU y dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, esta modalidad de financiación pública cuenta con diferentes categorías, en función de los solicitantes - personas físicas, jurídicas, del tercer sector o de la Administración -, y del área de actuación en el que se vaya a trabajar – eficiencia energética, transición a energías renovables y movilidad sostenible-. 

Te contamos a continuación cuáles son algunas de las subvenciones en vigor más interesantes en este ámbito y sus principales características. 

El Gobierno pone a disposición de los usuarios, tanto particulares como empresas, subvenciones para la puesta en marcha de proyectos de energía renovables, de eficiencia energética y movilidad sostenible.

Eficiencia energética

Una de las principales modalidades de ayudas que podemos encontrar son las relacionadas con la mejora de la eficiencia energética en el ámbito residencial, incluyendo viviendas de particulares, edificios, así como inmuebles con propiedad jurídica o de la Administración. El objetivo es conseguir un consumo de energía más sostenible y ahorrar en la factura cada mes. 

  • Plan Estatal de vivienda 2022-2025. Este programa se encarga de financiar las actuaciones destinadas a la reducción de la demanda energética en viviendas y edificios, tanto de calefacción como de refrigeración, a la rebaja del consumo de energía primaria no renovable y a la sustitución de elementos de la fachada (envolvente térmica, cambio de ventanas). El importe subvencionable será del 40% del coste de la intervención, con un límite establecido de 3.000€ por vivienda. Un requisito fundamental es que estas residencias tienen que ser habituales y permanentes. 
  • PREE 5000. Rehabilitación energética de edificios en municipios de reto demográfico. Esta ayuda está diseñada para su aplicación en municipios pequeños de hasta 5.000 habitantes. Las actuaciones que contempla son el cambio en la envolvente térmica, la sustitución de instalaciones térmicas fósiles por fuentes renovables, así como la mejora en la eficiencia de la iluminación. Para la envolvente se contempla una cuantía del 50%-40%, para las instalaciones térmicas un 40%-30% y para iluminación un 20%. Se pueden presentar solicitudes hasta el 31 de diciembre de 2023. 

 

Transición a energías renovables

Otra modalidad esencial de ayudas es la que abarca la implantación de sistemas energéticos basados en fuentes de energía renovables como la solar, la eólica o la geotermia. La principal fuente de financiación pública que vamos a encontrar en este ámbito es la subvención para energías renovables en autoconsumo, almacenamiento, y térmicas sector residencial (RD 477/2021. PRTR). Un programa enfocado a la realización de instalaciones de autoconsumo renovables, tanto eléctricas como térmicas, y que consta de seis subprogramas de incentivos diferentes. 

Los programas de incentivos 1, 2 y 3 están enfocados al sector empresarial:

  • Programa 1: Instalaciones de autoconsumo del sector servicios. 
  • Programa 2: Instalaciones de autoconsumo de otros sectores productivos de la economía.
  • Programa 3: Incorporación de almacenamiento en instalaciones de autoconsumo, ya existentes, en todos los sectores.

Para estos tres primeros programas, las ayudas se van a calcular por medio de un porcentaje, que se aplica a los costes totales que el usuario haya asumido durante el transcurso de la actuación, como materiales o mano de obra. En función de a cuánto ascienda esta cuantía y la potencia que haya instalado, el usuario puede obtener un determinado tanto por ciento de financiación, tal y como podemos ver recogido en la siguiente tabla.
 

Recursos geotérmicos
Programas de incentivosPorcentaje de ayuda sobre coste subvencionable
1 y 2Porcentaje de ayuda sobre coste subvencionableInstalación fotovoltaica autoconsumo: 460 - 1.188 €/kWp (15 – 45%)
Instalación eólica autoconsumo: 1.070 - 4.723 €/kW (20 – 50%)
Incorporación almacenamiento autoconsumo: 200 - 700 €/kWh (45 – 65%)
3Porcentaje de ayuda sobre coste subvencionableIncorporación almacenamiento autoconsumo en instalaciones existentes: 200 - 700 €/kWh (45 – 65%)

 

En el caso del ámbito residencial, los programas que van a tener efecto son el 4, 5 y 6:

  • Programa 4: Instalaciones de autoconsumo en el sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector.
  • Programa 5: Incorporación de almacenamiento en instalaciones de autoconsumo ya existentes en el sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector.
  • Programa 6: Realización de instalaciones de energías renovables térmicas en el sector residencial.

Para estos programas de incentivos, las ayudas que se conceden son importes fijos y se calculan también  teniendo en cuenta la potencia instalada, pero no los costes. De esta forma, se financiará una cantidad en concreto dentro de una horquilla de presupuesto marcada, independientemente de los costes asumidos por el usuario. 

Recursos geotérmicos
Programas de incentivosDestinatarios‘Módulos’ que cubren parcialmente los costes subvencionables
4Sector residencialInstalación fotovoltaica autoconsumo: 300 – 600 €/kWp
Instalación eólica autoconsumo: 650 – 2.900 €/Kw
Incorporación almacenamiento autoconsumo: 140 - 490 €/kWh
Administraciones públicas y tercer sector Instalación fotovoltaica autoconsumo: 500 – 1.000 €/kWp
Instalación eólica autoconsumo: 1.150 – 4.100 €/kW
Incorporación almacenamiento autoconsumo: 140 - 490 €/kWh
5 -- Incorporación almacenamiento autoconsumo en instalaciones existentes: 140 - 490 €/kWh
6Sector residencialInstalaciones aerotérmicas: 500 €/kW (3.000 €/vivienda)
Instalación solar térmica: 450 – 900 €/kW (550 - 1.800 €/vivienda)
Biomasa: 250 €/kW (2.500 – 3.000 €/vivienda)
Instalaciones geotérmicas o hidrotérmicas: 1.600 – 2.250 €/kW (9.000 – 13.500 €/vivienda)
Viviendas de propiedad pública y tercer sectorInstalaciones aerotérmicas: 650 €/kW (3.900 €/vivienda)
Instalación Solar Térmica: 650 – 950 €/kW (820 - 1.850 €/vivienda)
Biomasa: 350 €/kW (3.500 – 4.200 €/vivienda)
Instalaciones geotérmicas o hidrotérmicas: 1.700 – 2.250 €/kW (9.550 – 13.500 €/vivienda)

 

Alcanzar una movilidad sostenible

Uno de los pilares más relevantes de la transición energética es el relacionado con la movilidad y con la emisión de gases GEI (Gases Efecto Invernadero) como el CO2, a la atmósfera. Encontramos también subvenciones del Gobierno que buscan apoyar este cambio en los desplazamientos, tanto de particulares como de empresas, poniendo especialmente el foco en la expansión de los vehículos eléctricos y la renovación de las flotas.

Merece la pena destacar aquí el Programa MOVES III, diseñado para incentivar la compra de vehículos con motor eléctrico. Se pueden presentar solicitudes hasta el 31 de diciembre de 2023 y se divide en dos ámbitos de actuación diferentes. 

  • El primero es para la adquisición de vehículos eléctricos enchufables y de pila de combustible, con ayudas que pueden llegar hasta los 7.000€ en comerciales o 4.500€ en turismos. 
  • El segundo ámbito de actuación es para la implantación de la infraestructura de recarga, con porcentajes de financiación que van del 70% para particulares y autónomos, al 35% para empresas y entidades públicas. 

 

Subvenciones para empresas

Aunque muchas de las ayudas y planes disponibles son accesibles tanto para usuarios particulares como para negocios, existen también otra serie de planes solo enfocados al sector privado

  • Programa de ayudas para la realización de actuaciones de eficiencia energética en explotaciones agropecuarias. Abarca la renovación de las instalaciones de generadores de calor, climatización, iluminación, bombas u otros equipos consumidores, así como la sustitución de energía en instalaciones térmicas por renovables. 
  • Eficiencia energética en Pyme y gran empresa del sector industrial. Son las comunidades autónomas las que se encargan de convocar y gestionar estas subvenciones enfocadas a la mejora de la eficiencia, por lo que cada una de ellas establece sus propias cuantías y condiciones. 
  • Programa de incentivos a proyectos singulares de comunidades energéticas (CE IMPLEMENTA). Enfocado a la presentación de proyectos pilotos originales de producción de energías renovables, eficiencia o movilidad sostenible. Está dividida en dos convocatorias, en función del tamaño y el volumen de inversión del proyecto. 
  • RD 451/2022 de Concesión directa de ayudas para las Illes Baleares y Canarias. Para responder a los desafíos particulares de los sistemas energéticos en las islas, a través del desarrollo de nuevas instalaciones de generación eléctrica, proyectos singulares y estrategias de energía renovable.
  • Para la implantación de instalaciones de energías renovables térmicas en diferentes sectores de la economía (RD 1124/2021. PRTR). Se divide en dos modalidades de incentivos diferentes. El Programa de incentivos 1 es para  instalaciones de energías renovables térmicas en los sectores industrial, agropecuario, servicios y otros sectores de la economía. El programa 2 es para su realización en edificios no residenciales, establecimientos e infraestructuras del sector público.

 

Bonificaciones y deducciones

Además de la posibilidad de solicitar algunas de estas subvenciones públicas, existen otra serie de bonificaciones y deducciones que se pueden aplicar para que los proyectos de transición sean todavía más rentables.

A nivel estatal, existe la opción de llevar a cabo deducciones en el impuesto de la renta (IRPF) por obras de mejora energética en la viviendas, entre la que se encuentra la instalación de placas solares u otros sistemas renovables, y que van del 20% al 60%.  
Por el otro lado, existen también bonificaciones sobre el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). Estos impuestos dependen de cada ayuntamiento, por lo que la cuantía a bonificar dependerá de lo que cada uno de ellos tenga establecido.